lunes, 14 de julio de 2008

Espejismo y muerte.

Cada verano se lo proponía pero nunca el dinero era suficiente. Europa estaba tan cerca, que resultaba doloroso imaginar el bienestar, ahora también para su pequeño, y no poder dárselo. Salieron al amanecer, unos setenta contó con dificultad. Aguas tranquilas y varios niños que lloraban mareados. Algo avisó a su corazón de que compartiera con su retoño la ración de agua y comida a ella asignada. Las otras madres los arrojaron muertos por la borda. Ella no. Su pequeño resistió hasta alcanzar el sueño de la costa. Con las otras madres, ella continua llorando aún desesperanzada.

34 comentarios:

Yeli dijo...

Desde este lado del mundo en que habito se ven muchos casos de inmigración y se escuchan ecos de voces que no tuvieron éxito y se perdieron en el mar o en las fronteras...
Conozco gente que ha estado en alta mar por días escapando de sus países o buscando una mejor vida para ellos y sus familias; y escuchar las experiencias en primera persona es escalofriante.
En eso pensé al leer tu profundo escrito...
Qué no estaría dispuesta a hacer una madre desesperada por salvar a su criatura??? Y cómo detener a la gente inescrupulosa que saca provecho del dolor de los demás???

Te enlacé en mi blog, si tienes inconveniente déjamelo saber.
Un abrazo
Yeli

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Niño, me has puesto el vello de punta. El mes pasado puse un post relacionado y te voy a poner el enlace, más que nada para que veas (por si no lo has visto) el corto que indico.
http://misrelatosyotrascosas.
blogspot.com/2008/06/hablo-de-
ellos.html
Besicos

Aaoiue dijo...

Agua dulce, agua salada y lágrimas y no todo sirve para beber. Impresionante resumen de las imágenes que vimos en la TV.
Un beso.

Soboro dijo...

Qué dolor el de esas madres que, buscando un futuro mejor para sus hijos, los pierden en el mar.
Y qué dolor el de las historias que ignoramos, de los que no llegan y son tragados en alta mar.
Un beso.

Carlota dijo...

Una auténtica tragedia que se gesta casi cada día, y nosotros, espectadores desde nuestras cómodas vidas. Y está pasando, ahora, pleno siglo XXI. Y llegará, ella, con su hijo, y les devolverán de nuevo, no iguales, con más deudas y menos esperanzas. Un abrazo.

María a rayas dijo...

ahí, siempre hurgando en la herida Víctor, para que no nos olvidemos...

triste relato...que me lleva a más tristes reflexiones aún...a esta Europa terrible y a sus directivas horrendas...como si no todos tuvieramos la oportunidad de buscar un futuro mejor para los nuestros...paro..QUÉ ME ENCIENDO....

un beso

Luna Carmesi dijo...

Algo mas que un relato, algo mas que una situacion narrada...
Dicen que la vida vale menos en algun sitio... De momento, de momento estas cosas me siguen conmoviendo...
Tal vez no sea mucho por mi parte...

Lola dijo...

Desgraciadamente pasa demasiado a menudo...Tremendo lo que pasan esas pobres personas. Tremendo e injusto.

Isabel Romana dijo...

Un drama que no acaba. Y no lo digo sólo porque el flujo migratorio por esa vía no cesa, sino porque al llegar a lo que creían una especie de "tierra prometida", continúa el sufrimiento. Feliz esa madre que aún puede abrazar a su hijo, pero no sabemos por cuanto tiempo. Besos.

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Agua de llanto de barcos mercantes cargados de ilusion que en su camino llevan desesperación ..una hitoria triste pero real ..besos ..Nancy

Dédalus dijo...

Es triste que terminemos por incorporar la tragedia a nuestra vida cotidiana, de modo que se convierta en una noticia más del telediario. Creo que hemos de defender con palabras y hechos una actitud generosa y humanitaria para con quienes sufren y dejar de mirar hacia otro lado.

Gracias por este recordatorio. Juntos se nos oye y nota más.

manolotel dijo...

Es imposible que no se nos revuelva la conciencia con imagenes como la que tu nos has resumido. El caso es que cuando el hambre aprieta no hay fronteras ni leyes que puedan contener la avalancha.

Un abrazo.

manolotel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JOHAN BUSH WALLS dijo...

Leo el encabezado de tu blog y veo que aciertas, lo que he leído es muy cercano a la buena literatura.

Salud pues

Víctor González dijo...

Una vez releido me ha parecido necesario desesperanzar el llanto del finaL. En el mar se sintió tan sola como ahora en tierra.

Goathemala dijo...

¿Verdad que duele asistir impávido a tanta muerte? Un abrazo, sé que esa herida te llega. Hay mucha gente que olvida lo afortunados que somos por no nacer mil kilómetros más al sur.

Saludos.

Víctor González dijo...

Gracias Yeli por tu visita y compartir sentimiento.
Acepto ese enlace encantado.
Saludos.

Víctor González dijo...

No he podido ver el corto La Casa Encendida, pero he imaginado cada fotograma al escribir el post.
Besicos para ti.

Víctor González dijo...

Tantos dramas por contar Marta...
Beso

Víctor González dijo...

Me cuentan Soboro de muy buena tinta que por cada muerto televisado o radiado, hay dos en alta mar de los que sólo sus familias sienten la carencia. Tristísima soledad la de los habitantes de tercera. En el fondo la esclavitud de hace 3000 años se nos sigue mostrando con otro disfraz.
Beso

Víctor González dijo...

Ya ves Carlota, eso esclavos modernos.
Besos.

María del Carmen dijo...

lA ESCLAVITUD AÚN EXISTE TEÑIDA CON ROPAJES MODERNOS PERO YACE EN NUESTROS TIEMPOS, LAMENTABLEMENTE.
LE INVITO A VISITAR MIS BLOGS, EN WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM, ENCONTRARÁ ALGO QUE LE PUEDE AGRADAR, LUEGO LAS RECETASDE LAABUELA IMPERDIBLES, ALGO DEARTE EN NEWARTDECO , CAMINO AL HORIZONTE Y UN ABRAZO ESPECIAL EN CUERPOSANOALMACALMA, ES LO QUE EN MIS BLOGS VA A ENCONTRR.
UN CARIÑO
MARÁI DEL CARMEN.

Sechat dijo...

Plasmas en pocas palabras el drama de una vida que comienza y que tiene posibilidad de un futuro mejor, frente a los inocentes muertos en pos de un sueño. Maravilloso. Envidio a quien es capaz de contar tanto en tan poco. ¡Bienvenido al cuentacuentos!

Víctor González dijo...

María. La condición Pepitos Grillos
es de lo mejor que cotidianamente puedemos hacer mara mejorar esto. Tú también tienes carnet.
Beso.

Víctor González dijo...

Claro que si, Luna Carmesi, ese es el principio de todo, que nos conmueva es vital para el resto de cosas.
Un beso

Víctor González dijo...

Es tremendo Lola, tanto cómo la falta de sensibilidad de quienes más podrían hacer por evitarlo.
Beso.

Víctor González dijo...

Esa madre Isabel Romana que tan insignificante se ha sentido en el centro del mar, tan sola abrazada a su pequeño, a lo peor ahora sigue sintiéndose igual de sola.
Beso romano

Víctor González dijo...

Sabes Nancy que por no meterse en problemas, en muchas ocasiones esos mercantes pasan de largo sin observar ese precepto marinero que es el del rescate?.
Besos-.

Víctor González dijo...

Gracias a ti por sumarte Dédalus.
Abrazo compañero.

Víctor González dijo...

La supervivencia Mnolotel es incontenible. Prefieren morir en el intento que vivir postrados y lo entiendo.
Abrazos poetazo.

Víctor González dijo...

Gracia Johan, nos visitaremos con frecuencia.
Abrazos.

Víctor González dijo...

Otro para ti Goathemala y bienvenido.

Víctor González dijo...

María del carmen, visita hecha y disfrutada.
Besos.

Víctor González dijo...

Es un placer Sechat, feliz de estar ntre vosotros.
Beso.