viernes, 27 de junio de 2008

Acá y allá

Son mis papás. Mi papá es el que lo organiza todo. Contrata el campamento, la comida, las tiendas de campaña, los sacos donde dormimos y a los monitores. Mi mamá tramita lo de las subvenciones, programa las actividades, invita al médico y la enfermera y hace los menús. ¿Y tus papas cuales son?

-Yo no tengo papás. La guerrilla se los llevó y nunca más se supo de ellos. Mi hermanito Perico y yo somos dos niños huérfanos más, para los que la O.N.G. de tus papás prepara el campamento cada verano.

40 comentarios:

Yeli dijo...

Qué fuerte...con tan pocas palabras has dicho tanto y tan profundo que me he quedado sin palabras.
Un abrazo
Yeli

Antonio Serrano Cueto dijo...

Pasas de blanco a negro contundente en nueve líneas. Tremendo. Saludos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bonito y comprometido relato.
Muchas gracias por tu visita y comentario. Puedes pasar cuando quieras por la casa encendida, siempre habrá una lucecita para que no tropieces con lo que por aquí se cuece.
Besicos desde el otro lado de Andalucía.

Carlota dijo...

Siempre hay dos formas de ver una misma situación, dos miradas diferentes, dos vivencias, en este caso, por desgracia reales y una de ellas desgarradora. Un abrazo :)

Diana dijo...

Qué antitesis tan brutal y dolorosa. Qué desigualdad. Un abrazo!

Aaoiue dijo...

Qué distintos los destinos de los niños y, a pesar de todo, parece que hay oportunidades.
Un beso y felicidades por tu tino, Víctor.

Maghenta Comunicación dijo...

Que duro, Victor....

Hacemos oídos sordos a tantas cosas....


B x C

gmariadelcarmen28@yahoo.com.ar dijo...

muy buena redacción, y en concreto todo lo dicho. excelente relato.
le felicito.
le invitoa visitar mis blogs, camino al horizonte y pan con suusrros.
le saluda maria del carmen

Rocío dijo...

Uffff, veo hasta la cara de Perico y su hermano.
Así es la vida, un asco...
Besos

Víctor González dijo...

Bienvenida Yeli. No hacen falta muchas veces todas las palabras para decir algo.
Saludos.

Víctor González dijo...

No me canso amigo Antonio de zarandear conciencias.
Abrazo.

Víctor González dijo...

Yo puedo ofrecerte a cambio casa encencida, una sala especial para todos los amantes de las letras, en este modesto aeródromo.
Abrazos literarios.

Víctor González dijo...

Carlota y Diana, me alegro de que os duela la otra cara. Está claro que las sensibilidades se arraciman
Besos.

Víctor González dijo...

Bien visto Marta, la parte de la esperanza es el motor.
Un beso.

Víctor González dijo...

"No es más triste la verdad,
lo que no tiene es remedio"
Serrat.
Beso Maghenta.

Víctor González dijo...

Los conflictos tienen muchas víctimas, los niños son los más inocentes.
Beso creativo Rocío.

Víctor González dijo...

Bien venida M carmen.
Te visitaré pronto.
Gracias y saludos.

Luna Carmesi dijo...

Como cambian los conceptos. Como cambian hasta las sonrisas dependiendo de donde has nacido.

Un beso.

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Te habia dejado un comentario pero no se que paso? un beso a ti ..regresare gracias por visitarme ..pero recuerdos guardan mi alma y parecidas a esta triste historia con lo qeu sufrimos en esta mi GUATEMALA con el conflicto armado interno qeu tuvimos entre la guerrilla y el ejercito ..besos gracias por visitarme encantada de tenerte en mi espacio..bendiciones y toda la luz para ti..nancy

Isabel Romana dijo...

A veces la vida traza esas líneas fronterizas que parecen precipicios. Duele mucho, trantándose de niños. Besos, querido amigo.

María a rayas dijo...

Muy bonito Víctor.Me ha recordado mucho a este poema:

EL NIÑO JOHN NO ES EL NIÑO JUAN
Los ojos del niño John y los ojos del niño Juan no ven las mismas cosas en el fondo del lago.

Bajo los párpados del niño John la sed es un caballito de mar que vale dos dólares.

Bajo los párpados del niño Juan aletean las mariposas negras del vendedor de sandías.

El niño John tiene un martillo de cristal, el niño Juan tiene una nuez transparente.

Las manos del niño John cuentan las semillas de las estrellas, los dedos del niño Juan juegan con la chapa de la luna nublada.

Los ojos del niño John y los ojos del niño Juan no miran a los mismos pájaros que tiemblan en la oscuridad.

El niño John trae a su madre el declive de la montaña.
El ruido del río, la perla de granizo le trae el niño Juan.

Cuando se hace de noche la sombra del niño John sueña que es la sombra del niño Juan cuando se ha hecho de día.

Medussa dijo...

Que afortunada me siento de haber disfrutado de una infancia de juegos en la calle, con unos hermanos que me hacían rabiar de vez en cuando, una madre que tenía siempre el bocadillo preparado, y un padre que volvía de trabajar para besarme y contarme un cuento antes de dormir.
Qué buen relato. Qué duro. Qué triste y qué real a la vez.
Mis enhorabuenas el viernes en persona.
Un beso.

Poetiza dijo...

Hola, que triste el alla, siendo que aca, los niños rien, mientras que alla.......... Un beso, abrazo, cuidate.

Soboro dijo...

Parece que tu relato fue premonitorio del rescate de Betancourt.
Qué triste la situación de las familias cuando les arrancan lo que más quieren.
Un beso.

Sil.* dijo...

Como una misma realidad tiene diferentes interpretaciones, formas de ver, formas de sentirse.
El mundo es una cuestion de percepción. Lo he dicho una y mil veces y cada vez más convencida!!

Te abrazo Victor!!

Sil.*

Mega dijo...

El acá es resultado del allá. Por desgracia. Tremendo el micro. Un trallazo en mitad de la sesera.

Abrazos

Víctor González dijo...

Ya ves Luna Carmesí, es el acá y el allá tan cercano entre sí, y tan abrupto.
Encantado de tenerte por aquí.
Saludos.

Víctor González dijo...

Desde la distancia amiga Nancy, se ven en ocasiones también las cosas con claridad.
Me alegro de verte por aquí.
Besos.

Víctor González dijo...

Las fronteras se rompen en el mundo del blog con visitas tan agradables como la tuya Isabel.
Un beso.

Víctor González dijo...

Bien traido el poema. Impresionante
María a Rayas, o era Marcela?.
Un beso.

Víctor González dijo...

Beso enorme Medusa,
Gracias por todo.

Víctor González dijo...

Gracias por la visita Poetiza.
Beso también para ti.

Víctor González dijo...

En este caso Soboro, una premonición feliz.
Saludos.

Víctor González dijo...

Gracias Sil por ver las interpretaciones con tanto acierto.
Beso.

Víctor González dijo...

Y si en verano Mega, las seseras están recalentadas por el sol, puede ser más efectivo.
Saludos.

Poetiza dijo...

Saludos.

María del Carmen dijo...

QUE RELATO!
LE FELICITO PO EL.
LE INVITO A RETIRAR DE MI BLOG CAMINO AL HORIZONTE MI OBSEQUIO EN VIRTUD DE CELEBRARSE EL PRÓXIMO DÍA 20 EL DÍA DEL AMIGO EN MI PAÍS.
SALUDOS
MARIA DEL CARMEN

Goathemala dijo...

He visto en la realidad una conversación muy similar entre chicos. Fue hace casi una década en un campamento de verano en Guadalajara. Y lo hablaron tan naturalmente.

Muchas veces la literatura en sus imaginaciones calca la realidad.

Saludos.

Víctor González dijo...

Y esta ha sido una de tantas.
Abrazos Goathemala.

Víctor González dijo...

Pasé por tu blog María de Carmen.
Gracias y un beso creativo.