domingo, 19 de octubre de 2008

Escalera al futuro.

Y nada cambió aunque lo deseaba mucho. Una habitación idéntica pero en el piso de arriba, con una cama igual y la taquilla tan vieja como la anterior. El Doctor Santander le visitaba ya sólo una vez por semana, y la comida llegaba algo después y completamente fría. Al menos su amigo Jhony había podido venir a su cuarto para ocupar el sillón donde vivía, a él tampoco le habían echado. Pasaron varios meses hasta que reparó en el cartel. Ala de irrecuperables.

32 comentarios:

Betty B. dijo...

Es una escalera al futuro un poco terrorista. Pero todos llevamos ese cartel a la espalda. Yo me di cuenta el año pasado, así que mejor pasar de carteles y ocupar el sillón como si hubiera esperanza.
Un beso, Víctor.

manly dijo...

Ya ves, en el momento en el que ya no se espera nada de alguien... lo aparcan a un lado.

Mega dijo...

"Ala de irrecuperables". La errata hecha significado. Y qué cruel es a veces la medicina con sus denominaciones científicas...

Abrazos, Víctor

Señor-ina dijo...

Pues no sé... irrecuperable... que necesitas recuperar... o recuperarte de este mundo? mmm envidio un poco a ese irrecuperable. Es ünico en su universo... Dicen que los más locos son en realidad lo mas cuerdos... quizás los irrecuperables en el fondo, seamos los demás.

Isabel Romana dijo...

Realmente duro. El presente y el futuro resumidos en un cartel. Besos, querido amigo.

Goathemala dijo...

Redondo, te quedó redondo. El final da sentido a todo lo anterior.


--
Saludos, Goathe.

Poetiza dijo...

Hola, me dio tristeza el leer porque me imagine en esa Ala......... Te dejo un beso triste, cuidate.

Víctor González dijo...

Hola Olga.
Mirada perdida, esperanza perdida, escalera a un futuro sin futuro.
Me he pasado años poniendo de moda a los que no lo estaban, el sistema no quería ni verlos, eran la cara sucia de todo. Ahora parece que tangencialmente o de lleno, casi todos vamos a tocar esa cara sucia. Ojala nos toque del lado del ¿puedo ayudarte en algo?.
Beso grande.

Víctor González dijo...

Manly celebro verte por aquí leyendo la reivindicación de los desarrapados.
Beso.

Víctor González dijo...

La medicina Mega, es en ocasiones también instrumento al servicio de intereses poco o nada hipocráticos.
Saludos.

Víctor González dijo...

Señor-ina, tal vez sea esta sociedad de la exclusión la irrecuperable.
Beso.

Víctor González dijo...

Ese es el resumen Isabel, futuro y presente se confunden.
Besos.

Víctor González dijo...

Gracias Goathemala, descrito en redondo, escrito certero.
Abrazos.

Víctor González dijo...

Poetiza no te entristezcas, es sólo una llamada más de atención.
Beso para. ti

Aaoiue dijo...

Gracias por tu visita en nuestro blog. Mi aportación hoy en el tuyo es que aquí en Cataluña se suele decir de los que han perdido la razón que están "tocats de l'ala" (¿tocados del ala?).
Un beso.

Víctor González dijo...

Tocados del ala, ala que canta, alas al viento, ala de irrecuperables, ala o pechuga. Tanta riqueza de lenguaje, y tan poco aprovechada tantas veces.
Un beso Marta.

María del Carmen dijo...

MUY BUEN RELATO POR LO INGENIOSO VALE
EL FINAL INAUDITO Y SORPRENDE!

MUY BUEN POST!

TE INVITO A PASAR POR MIS BLOGS Y VER

MATANZA DE DELFINES
STRES Y...
LA JOVEN DEL ARPA
ARTISTA INVITADA
RECETAS CON POCO

PARA ELLO IR A

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM
Y DE AHÍ A MIS OTROS BLOGS

SALUDO Y TE DEJO MI PAZ MARY CARMEN

Rocío dijo...

¿Y alguno de nosotros lo somos?

Me haces pensar, Víctor. Éste es un tema que me encanta y no me voy a meter en esas etiquetas que, pienso, que no son más que eso: una manera de querer catalogar lo desconocido.
Detrás de eso, hay mucha más humanidad, estoy segura.

Besos.

extractos... dijo...

hola Victor:
Triste como la vida misma.
"...Ala de irrecuperables era lo que se leía, pero en el interior..."

Un saludete

ainss!!otra vez tengo que leer winhespffsch...

Auxi dijo...

descubro aqui tu relato y se me hace duro. Tengo que caminar al principio para descubrir el porqué.

Gracias por tu visita

Poetiza dijo...

Paso a saludar, cuidate, te dejo un beso. Lei de nuevo y ya no estoy triste. :O)

María a rayas dijo...

víctor, qué pasa con este avión que está en tierra desde hace mucho...queremos que el segundo piloto vuelva a echar el vuelo...

besitos

Víctor González dijo...

Querid@s tod@s.
Me disculpo ante vosotros por mi tardanza, que no desinterés, en mis trabajos en éste blog. Os invito a visitar también el de Sevilla Escribe que se encuentra en mi perfil, donde encontraremos otras colaboraciones actuales de vuestro humilde piloto. Ando metido ultimamente en relatos largos que atrapan casi todo mi poco tiempo disponible. Os abrazo en la distancía.

Víctor González dijo...

Gracias Mari Carmen, tus visitas siempre son muy agradables.
Saludos.

Víctor González dijo...

En el caso que nos ocupa Rocío, la humanidad la encarnaba un amigo que vivía en el sillón.
Beso creativo.

Víctor González dijo...

En el interior Extractos, cabía mucho y muy noble. Me alegran tus visitas.
Saludete.

Víctor González dijo...

Y lo has hecho al fin Auxi?
Gracias a ti por venir.
Saludos.

Víctor González dijo...

Aquí sigo Poetiza. Un beso para transoceánico para ti.

Víctor González dijo...

María Marcela. Habrá muchos vuelos y serás una invitada de honor en cabina.
Un beso.

Yeli dijo...

Que triste! Me duele pensar que hay lugares tan crueles como este.
Lo que debe de enviarse al ala de irrecuperables es la misericordia de muchos!
Un abrazo
Yeli

Víctor González dijo...

No perdamos la esperanza Yeli.
Un abrazo.

mertxy dijo...

Fuera, dentro, qué más da!...clasificación?
crueldad?
nada cambia, no fue al paraíso sólo subió un peldaño hacia el infierno de la realidad tangible en el sillon...uf divago Víctor...yo también pertenezco a ese extremo, pero estan equivodados todos, los irrecuperables son ellos
mil besitos de agua
merchy