jueves, 28 de abril de 2011

BODA IRREAL

Aclararon sus dudas banderas y despliegue mediático. El show estaba a punto. Como si de un mercado medieval se tratase, malabaristas, bufones, tragasables y magos aparecían aquí y allá concediendo entrevistas a las cadenas de radio y televisión. El vestido de la novia, la seguridad extrema y la madre del novio, eran los temas estrella. La dosis justa de fantasía para pobres, tapadera de las realidades peores.
Se deslizó entre la gente y comenzó su trabajo de carterista elegante. Aún quedaba dignidad.

3 comentarios:

Extractos de alguna vez dijo...

y siguen queriendo "comernos el coco" y tenernos "dormidos cerebralmente"....ainss

me alegra leerte de nuevo
un beso

María Jesús dijo...

que buen blog... saludos!

Violeta Filetti dijo...

Años sin escribir!